Buscar este blog

lunes, 22 de octubre de 2012

¿Cómo traducir los sueños a lenguaje de círculos rellenos?

Hoy lunes 22 de octubre y mañana 23 de octubre alrededor de 44.000 personas presentarán el examen  de admisión a la Universidad de Antioquia, sólo 5.000 podrán ingresar.

Estas tantas personas con sueños de grandeza, hambre de victoria y deseos de superación depositarán en una hoja de respuesta sus aspiraciones, suena paradójico porque en realidad no caben, estos sueños no pueden ser traducidos a lenguaje de círculos rellenos por un lápiz número 2. 

Aunque acepto que el filtro es necesario, la universidad ese sacro sitio de sabiduría y de erudición no puede ser profanado por algunas garrapatas ignorantes de este sistema, ellas no tienen la culpa de ser así todo es culpa del sistema actual de vida mundial, el que le da más atención a la vida privada de un cantante que no sería nada sin su arreglista, que a los avances científicos logrados por un grupo de universitarios. Así es este sistema, nos mantiene ocupados con cosas banales, nos bombardea con farándula para que nunca nos quejemos de nada ni salgamos de su yugo, nos hicieron incapaces de pensar por si mismos. Somos como ovejas encerradas en un corral, el  material de la cerca es de mala de calidad y con esfuerzo y un poco de dolor podremos salir, pero nos han dicho que no podemos soñar con eso, que es imposible de lograrlo y nosotros lo hemos aceptado y tenemos miedo a intentarlo, tenemos miedo de ser libres de pensar por si mismos. Por eso el filtro puede ayudar a identificar a las ovejas libres de una oveja común y corriente.

Las cosas no deberían ser así, no puede existir más el corral hecho por la misma sociedad, por los mismos gobiernos, no más ovejas subyugadas. La educación secundaria debe ser de calidad y hacer bien su trabajo, prepararnos para el ingreso a la Universidad, debe ser el transformador de las garrapatas ignorantes a homos sapiens, sin este mal ahora sí el examen de admisión debe ser eliminado y el gobierno no tendrá pretextos para darnos educación de calidad a todos.

Las oportunidades son pocas, los sueños muchos. Espero que algún día todo esto cambie y mire en la prensa que 50.000 personas presentarán el examen de admisión para optar por los 55.000 que ofrece la Universidad, que vea en la primera página los avances de un grupo de investigación colombiano y no al supuesto embarazo de una cantante y no el robo de una areta a otro de estos pintorescos personajes. Que la educación sea un derecho y no un privilegio que sea de calidad y de fácil acceso, que haya un gobierno comprometido con la erradicación de las garrapatas y de las ovejas presas, a que este mismo fue el que las creo, el que las encerró, sé que faltará mucho para esto.

Por eso hoy exijo que alguien me explique cómo dejo mis aspiraciones en una hoja de respuesta, cómo traduzco mis sueños a lenguaje de círculos rellenos. 


                                                                                Joham Álvarez Montoya

lunes, 15 de octubre de 2012

Balas por palabras

A pocos días de empezar el proceso de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC, no cesan las puyas (porque ni siquiera llegan a ser criticas) de los maestros ilustres que gobernaron este país durante 8 años.

La cabeza del gobierno anterior, gobierno de balas y de bombas, gobierno de violaciones a los Derechos Humanos, gobierno de atraso, gobierno colonial, le ha "echado la sal" al proceso Santos-FARC desde Twitter lo bombardea como todos sabemos que      hacía con los campamentos subversivos. Pero no es solo un ataque a unos acercamientos políticos  es un verdadero ataque a las esperanzas de los colombianos, es un bombardeo a la paz. Y maestro no todo se soluciona con un bombardeo.

No nos vamos a arrodillar ante una organización al margen de la ley, solo vamos a intentar entablar una conversación sin balas, sin bombas, sin ejércitos intentaremos resolver las diferencias como lo hace nuestra generación, no como lo hacía generaciones retrogradas y pasadas. Es hora de progresar, Colombia quiere y se lo merece, es hora de la paz Colombia la quiere y la merece. Se cambiarán los fusiles por el dialogo, las balas por las palabras, los aviones de guerra por palomas blancas,  los combates por debates, los heridos por profesores; eso es lo que deseamos los colombianos, bueno casi todos, porque hay una legión colombo-estadounidense amiga de la guerra, la misma que gobernó este país por 8 años.

Esto no es fácil de lograr y obviamente no se logrará de la noche a la mañana, pero el proceso de paz, es un acercamiento a ese sueño de los colombianos, que nos hace pensar que el inútil y exorbitante gasto público destinado a la guerra se podrá utilizar en educación, salud y cultura, cosas que este país pide a grito. Todos queremos esto para nuestro país, por eso me cuesta tanto entender las malas palabras de nuestro expresidente colombo-estadounidense, que sigue diciendo que el mejor camino es la guerra, la guerra entre nosotros, la guerra que ha generado muerte y desesperanza en Colombia, la guerra que no nos ha dejado progresar, la guerra que nos ha infundido miedo, la guerra que se ha vuelto en el pretexto para que Estados Unidos intervenga en la política y economía colombiana.

Es hora de que todo esto acabe, que Colombia le de la vuelta a la página, que unidos apoyemos el proceso de paz próximo a iniciarse, que lleguemos a acuerdos sin necesidad de muertos ni de heridos. Que los guerrilleros con  ideales, salgan de las selvas y dejen de matar, secuestrar o traficar y empiezan aportar sus capacidades para el bien del país desde un ámbito político  Si aceptamos los pensamientos diferentes y aprendemos de ellos, podremos gozar de paz. Con paz un personaje como Alvaro Uribe nunca hubiera podido ser presidente y nunca lo podrá volver a ser.

                                                                           
                                                                                                    Joham Álvarez Montoya