Buscar este blog

lunes, 15 de octubre de 2012

Balas por palabras

A pocos días de empezar el proceso de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC, no cesan las puyas (porque ni siquiera llegan a ser criticas) de los maestros ilustres que gobernaron este país durante 8 años.

La cabeza del gobierno anterior, gobierno de balas y de bombas, gobierno de violaciones a los Derechos Humanos, gobierno de atraso, gobierno colonial, le ha "echado la sal" al proceso Santos-FARC desde Twitter lo bombardea como todos sabemos que      hacía con los campamentos subversivos. Pero no es solo un ataque a unos acercamientos políticos  es un verdadero ataque a las esperanzas de los colombianos, es un bombardeo a la paz. Y maestro no todo se soluciona con un bombardeo.

No nos vamos a arrodillar ante una organización al margen de la ley, solo vamos a intentar entablar una conversación sin balas, sin bombas, sin ejércitos intentaremos resolver las diferencias como lo hace nuestra generación, no como lo hacía generaciones retrogradas y pasadas. Es hora de progresar, Colombia quiere y se lo merece, es hora de la paz Colombia la quiere y la merece. Se cambiarán los fusiles por el dialogo, las balas por las palabras, los aviones de guerra por palomas blancas,  los combates por debates, los heridos por profesores; eso es lo que deseamos los colombianos, bueno casi todos, porque hay una legión colombo-estadounidense amiga de la guerra, la misma que gobernó este país por 8 años.

Esto no es fácil de lograr y obviamente no se logrará de la noche a la mañana, pero el proceso de paz, es un acercamiento a ese sueño de los colombianos, que nos hace pensar que el inútil y exorbitante gasto público destinado a la guerra se podrá utilizar en educación, salud y cultura, cosas que este país pide a grito. Todos queremos esto para nuestro país, por eso me cuesta tanto entender las malas palabras de nuestro expresidente colombo-estadounidense, que sigue diciendo que el mejor camino es la guerra, la guerra entre nosotros, la guerra que ha generado muerte y desesperanza en Colombia, la guerra que no nos ha dejado progresar, la guerra que nos ha infundido miedo, la guerra que se ha vuelto en el pretexto para que Estados Unidos intervenga en la política y economía colombiana.

Es hora de que todo esto acabe, que Colombia le de la vuelta a la página, que unidos apoyemos el proceso de paz próximo a iniciarse, que lleguemos a acuerdos sin necesidad de muertos ni de heridos. Que los guerrilleros con  ideales, salgan de las selvas y dejen de matar, secuestrar o traficar y empiezan aportar sus capacidades para el bien del país desde un ámbito político  Si aceptamos los pensamientos diferentes y aprendemos de ellos, podremos gozar de paz. Con paz un personaje como Alvaro Uribe nunca hubiera podido ser presidente y nunca lo podrá volver a ser.

                                                                           
                                                                                                    Joham Álvarez Montoya

2 comentarios:

  1. ahora que tengo una cuenta en twitter me puedo dar cuenta de las palabras de "la cabeza del gobierno anterior" hacia Santos, ya que el primer dia que me suscribi a esta red social las palabras de esta dicha "cabeza" resaltaron a mi vista e inmediatamente me di cuenta de que la que parecia ser para muchos la cabeza que tenia una mente brillantey llena de vida paso a ser una cabeza mas bien parecida a la de un zombi...¡MUERTA!
    Andrés Felipe Betancur Balbín

    ResponderEliminar
  2. Es un fantasmo que aún muerto desde un ámbito político sigue haciedo daño a los avancez lentos del gobierno Santos.

    ResponderEliminar