Buscar este blog

lunes, 12 de noviembre de 2012

¡Hay que quitarnos la mascara!

Me levanto, me acuesto, estudio, todo es rutinario. En una sociedad como la nuestra en la que desde niños nos inculcan los que es bueno y lo que es malo no hay mucho de donde elegir, crecemos siguiendo estereotipos  de lo que quieren que seamos, pero ¿Cómo encontrar nuestro verdadero ser? ¿Cómo saber si lo que hacemos realmente nos gusta?

Si regresamos en el tiempo vemos que este ha sido un tema de gran interés, el hombre siempre ha intentado dar respuesta al ser, respuestas que aun no nos satisfacen por completo ¿Puede alguien decir realmente como somos? En definitiva eso es imposible, en ocasiones ni nosotros mismos sabemos como somos en realidad, solo mostramos una mascara  para ser aceptados en la sociedad, tenemos miedo al rechazo, miedo a fracasar en lo que hacemos ¿Qué es lo peor que podría suceder? ¿Quedar solos? ¿Recibir burlas? ¿Es eso más importante que nuestra felicidad?

Ser malo, ser bueno, ¿realmente eso se puede juzgar? ¿No tenemos todos una parte de ambas cosas? Un ejemplo es aquel buen estudiante que en la casa es un ángel, y en la calle todo lo contrario o viceversa.  En mi opinión, nunca estaremos del todo seguros si alguien es una mala persona o no, solo podemos arriesgarnos,  vivir la vida, ¡Quitarnos la mascara! ¿Acaso nos importa lo que piensen los demás? El mundo cambia, debemos hacer lo mismo, ¿Qué importa si nos equivocamos? ¿No es eso mejor que llorar siempre por no haberse arriesgado, por no haber tomado la iniciativa para hacer algo? ¿Y si fallas que? ¿Se acaba tu vida? ¿No lo puedes intentar de nuevo? Ya es la hora de atreverse a ver el mundo de otra forma, ya es hora de no juzgar ¿No es muy triste perder la oportunidad de conocer a una gran persona solo porque no te gusta lo que dicen de ella? Tomar decisiones con el corazón, seguir nuestros instintos creo que solo con esto encontraremos la forma de hallar la felicidad.


                                                                              Karen Molina Sandoval

5 comentarios:

  1. Muy buen articulo y ¡que viva la paz!

    ResponderEliminar
  2. A veces vivimos para la sociedad que para nosotros mismo, no trabajamos para vivir sino que vivimos para trabajr y nuestros sueños quedan atras!

    ResponderEliminar
  3. Siempre miramos lo físico a las cosas.. ya es hora de mirar mas profundo

    ResponderEliminar
  4. para todos aquellos hispanos que se creen Americanos y perfectos hp.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar